Tren maya, una amenaza para el ecosistema y medio ambiente de México

El tren maya es un proyecto financiado por el gobierno federal y una promesa del actual presidente de México.

A pesar de la pandemia, el gobierno mantiene activo este proyecto. Movilizando a los pueblos indígenas que afectan la trayectoria de dichos tren y la producción de materias primas necesarias para llevar a cabo el proyecto.

El gobierno ha aprovechado la pandemia para frenar y complicar los procesos legales para detener u omitir el proyecto ya que no es viable, visto desde un punto medioambiental. Los tribunales se encuentran limitados y casi detenidos ya que no están totalmente en funcionalidad. 

Las dependencias encargadas del proyecto rechazan la idea de que se afectaran las zonas medioambientales. Más sin embargo, se privan de hacer estudios técnicos e informar a los ciudadanos de los resultados.

Ruta tren maya

de acuerdo con un análisis realizado por la cámara de diputados en septiembre del 2019, las afectaciones que presentarían, serían pérdida de vegetación por el desmonte y la pérdida de productividad del suelo a causa, entre otras cosas, la compactación que genera el tránsito de maquinaria durante la construcción y de las vibraciones que se producen con el tránsito de trenes. 

“Al constituir una división artificial, como lo es la vía del tren, podrían interrumpirse los corredores biológicos naturales de especies que transitan en los diversos tramos de la ruta.  Surgimiento de asentamientos regulares e irregulares poblacionales.  Afectación a la fauna y vegetación de las áreas naturales protegidas donde pasará la ruta del tren” Menciona el informe.

Por ultimo, sabemos que incluso el proyecto fue cuestionado por la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, quien señaló que no se había cumplido con todos los estándares internacionales en la materia. 

Dejar un comentario